¿Qué es el Cold Brew?

¿Qué es el Cold Brew?

Comienzan a subir las temperaturas y con ello empieza a apetecernos tomar bebidas frescas sin tener que liarnos a tomar cervezas o refrescos. Pues puedes tomarte un café hecho en frío, un Cold Brew.

Seguro que ya lo has visto alguna vez en la carta de una cafetería, se llama Cold Brew y va mucho más allá del típico café con hielo que tanto se ve en verano en las terrazas. El proceso por el que se realiza este tipo de café es una infusión en frío que puede llegar a durar hasta 24 horas, en ningún momento se sube la temperatura del agua para conseguir reducir el tiempo de preparación. Una de las cuestiones más importantes de este sistema es que el café guarda todas sus propiedades y mantiene todo el sabor y el aroma de la bebida.

Hay que tener varias cosas claras a la hora de entender este tipo de café, mientras que un espresso consigue mediante el calor extraer rápidamente las propiedades del café, el proceso de infusión en frío lo hace gracias que se hace durante mucho tiempo. Un Cold Brew tiene más cafeína pero es un 60% menos ácido y también menos amargo. Los aromas que se extraen durante este proceso son algo diferentes por lo que quiénes lo beban podrán disfrutar de otro tipo de matices al tomarlo.

A la hora de consumirlo no es necesario hacerlo con hielo o solo. Puedes añadir leche o incluso granizarlo.