Los microplásticos nos rodean

Los microplásticos nos rodean

El ser humano ha producido 8.300 millones de toneladas métricas de plástico desde 1950, de todo esto sólo se recicla un 9%. Esto quiere decir que una gran cantidad de este material solo puede esperar a desintegrarse, proceso que puede tardar entre 400 y 1.000 años, con sus consiguientes problemas para el medio ambiente. Desde hace unos años, son muchas las organizaciones que han puesto todos sus esfuerzos en reducir el consumo de plástico, en este caso, la concienciación es muy necesaria para poder evitar seguir acumulando toneladas de desechos.

Pero, vamos un paso más allá, a un tipo de contaminante que deriva directamente de la sobre producción de plástico: los microplásticos. Se trata de unas piezas muy pequeñas de material plástico que contaminan el medioambiente que según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) miden menos de 5mm.

Estos pequeños trozos de plástico provienen de diferentes fuentes, desde neumáticos y ropa, hasta productos de limpieza y cosméticos. Se clasifican en dos tipos, los primarios y los secundarios.

Los primarios tienen una presencia oceánica de entre el 15% y el 31% y son las partículas lanzadas directamente al medio ambiente que resultan del lavado de ropa, de la cosmética o de la medicina. Los secundarios, representan un porcentaje mayor y derivan de la degradación de objetos realizados de plástico.

Estos pequeñas partículas la mayoría de las veces son imperceptibles a simple vista. Dado a su alta presencia en los mares, muchos animales marinos las ingieren de modo que es muy probable, no solo que intercedan directamente en el organismo de estos seres vivos, sino que terminen consumidos por los seres humanos. No hay que olvidar que los plásticos cuentan con un alto componente de productos químicos que pueden resultar muy dañinos para nuestra salud.