Karma, la energía que todo lo iguala

Karma, la energía que todo lo iguala

Nos gusta pensar en la idea de que existe una justicia cósmica, algo que todo lo iguala y que le da a cada uno lo que se merece. Llámalo karma o cómo te apetezca pero, ¿no es maravilloso pensar que hay una fuerza superior que coloca a cada uno en su lugar?

Se llama karma a una energía que se encarga de que aquellas acciones que se realizan sean devueltas al actor con la misma intensidad e intención con la que han sido generadas. Es decir, una justicia metafísica que consigue igualar las fuerzas para que cada persona reciba lo que merece, ya sea positivo o negativo. La palabra karma significa acción o energía derivada de los actos, pensamientos o palabras de las personas. Por decirlo de alguna manera, lo que defiende este concepto es lo mismo que define Newton en su tercera ley, la de acción reacción, la cual establece que cuando dos cuerpos interaccionan, aparecen fuerzas iguales y de sentidos opuestos en cada uno de ellos. Toda acción recibe su reacción.

Parece ser que la primera vez que se mencionó a esta energía justiciera en la historia fue en los textos sagrados del hinduismo, en el libro Chāndogya Upaniṣad, escrito en sánscrito, y fue en el siglo VII a. C. Deriva, de esta forma de estos escritos la importancia e influencia que ha tenido el karma para esta religión y el por qué ha sido adoptada por otras sociedades asiáticas o se ha ido incluyendo en nuevas religiones que surgieron en el continente.

El karma se engloba dentro de las doctrinas del hinduismo, el budismo, el jainismo, el ayyavazhi y el espiritismo y está en contraposición con las tres grandes religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islamismo), ya que estas últimas postulan que será al final de la vida cuando un ser superior juzgue las acciones realizadas a lo largo de la vida.

Existe una relación muy fuerte entre el karma y la reencarnación debido a que se considera que en una sola vida humana es imposible cobrar todas las reacciones provocadas por los actos llevados a cabo.