El «gin» y el yang

El «gin» y el yang

Las sobremesas no serían lo mismo sin un gin tonic en la mano. De un tiempo a esta parte la ginebra se ha convertido en una de las bebidas más populares y con más sabores diferentes.

La ginebra es un destilado que cuenta con la particularidad de tener el sabor de las bayas del enebro, las nebrinas. Es más, la bebida recibe su nombre de la denominación en latín de este árbol, juniperus. Actualmente es uno de los licores que más variedades tiene ya que se han creado ginebras de diversos sabores. En la antigüedad llegó a usarse como medicina.

Se dice que la ginebra nació en los Países Bajos a manos de un físico llamado Franciscus Sylvius a mediados del siglo XVII y que se popularizó en Inglaterra con la llegada al trono de Guillermo de Orange en 1698. En el siglo XVIII, Londrés se convirtió en la bebida más consumida y comenzó a ser adulterada con agua para conseguir aumentar la cantidad de ginebra que se podía comerciar. En algunos casos, al fabricarse en casa se mezclaba con elementos como el aguarrás provocando entonces envenenamientos y muertes.

Claro, que por otro lado, uno de los usos de este destilado en su historia fue en el de combatir la malaria ya que se mezclaba con quinina, elemento que se usa para tratar esta enfermedad. El amargor de este compuesto desaparecía con el sabor de la ginebra, se dice que esto es el origen del gin- tonic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *