Blue Monday, el día más triste del año

Blue Monday, el día más triste del año

La Navidad ha terminado, el frío continúa, muchos ya han abandonado sus propósitos de año nuevo y encima es lunes, parece que son los ingredientes perfectos para tener el día más triste del año.

A casi nadie le gustan los lunes y es fácil saber por qué. Después de un fin de semana en el que hemos podido hacer todo lo que nos apetecía y hemos incluso cambiado nuestros ritmos de sueño, madrugar para volver a trabajar, ir a clase o volver a la rutina se nos hace cuesta arriba. Sin embargo, hay quien dice que hay un lunes más lunes que todos los demás: el Bue Monday.

Se supone que el tercer lunes de enero es el día más triste del año. El clima que soportamos estos días, los excesos navideños (en comida y gasto de dinero), la falta de cumplimiento de los propósitos y la poca motivación nos hacen estar más de bajón que en otros momentos. Fue la compañía aérea, ya desaparecida, Sky travel, la que le puso el nombre a este día en 2005.

Pues bien, para llegar a calcular que este día era el más triste del año, el psicólogo Cliff Arnall creó una ecuación en la que se encontraban todas esas cosas que nos bajaban el ánimo desembocando en que el tercer lunes (segundo o cuarto, depende del año) era el Blue Monday.

Sin embargo, y pese a que nos pueda gustar la idea de poder calcular con número cuál es el sentimiento general de la población en un día determinado, la ecuación de Arnall no tiene ninguna base científica y ha sido criticado por muchas personalidades. Algunos de ellos como el neurocientífico de la Universidad de Cardiff, Dean Burnett, lo han tachado de ser «una farsa».