Pole Dance, acrobacias sobre una barra

Pole Dance, acrobacias sobre una barra

Aún es difícil separar el pole dance del mundo del striptease, sin embargo, muchas personas trabajan para dar a conocer esta disciplina deportiva más allá de los clubes nocturnos. Ivana La Piana lo hace desde Valladolid reivindicando que este deporte ayuda a mejorar no solo físicamente sino que afecta de forma positiva en la autoestima de quienes lo practican.

El pole dance es un deporte acrobático que se practica sobre una barra metálica y que deriva directamente del mallakhamb, una disciplina creada en la India que surgió hace casi 900 años en la que los luchadores desarrollaban más velocidad, mejores reflejos, concentración y coordinación sobre un palo de madera. Poco a poco, esta modalidad ha ido evolucionando hasta llegar a lo que hoy conocemos como pole dance y que nace en Estados Unidos, concretamente en Las Vegas.

Ivana La Piana es presentadora de televisión en Valladolid, lugar donde hace unos años abrió su propia escuela de pole dance. Sus comienzos en este deporte llegaron en un momento en el que necesitaba un cambio en su vida, aunque le pareció una disciplina compleja se enamoró prendidamente de ella y se preparó en la Federación italiana de pole dance para convertirse en instructora. Desde entonces, ayuda a otras personas a conocer mejor esta modalidad, mejorando el físico, incluida la elasticidad, de quienes lo practican, además de conseguir subirles la autoestima, ayudándoles a que aprendan a amar su cuerpo.

No hay límites de edad para poder practicar pole dance, «hay personas que lo hacen hasta con 80 años», comenta Ivana, ni siquiera es necesario haber hecho deporte previamente, lo importante es tener ganas de aprender y de mejorar, el resto depende de los instructores que van guiando para poder superar unos límites que muchas veces solo están en nuestra cabeza.