Museos vivos en zonas rurales

Museos vivos en zonas rurales

Crear espacios que dinamicen el medio rural mediante el turismo y a su vez contar con sistemas que ayuden a su puesta en marcha es clave para fijar población en la España vaciada. El proyecto de Museos Vivos parte con esta premisa para favorecer el flujo de visitantes en los pueblos más remotos mediante un sistema de domótica creado desde Castilla y león y que ya se está expandiendo a otros países de Europa.

Existen multitud de espacios musealizados (o musealizables) en zonas rurales que se han preparado para ser visitados pero que no se han podido abrir por una cuestión básica, en poblaciones con un centenar de habitantes es muy complicado mantener una persona que pueda encargarse de atender visitas escalonadas que muchas veces son insuficientes para justificar un puesto de trabajo. Sin embargo, las nuevas tecnologías y la imaginación humana se han fusionado para crear un sistema que permite la apertura de estos espacios de forma remota y totalmente segura. La solución lleva el nombre de Museos Vivos.

Para poder acceder a estos lugares basta con entrar a la web del proyecto, rellenar un formulario en el que se puede escoger fecha y hora de la visita y después introducir un código en la puerta del museo que nos llegará a nuestro correo electrónico. Una vez dentro, tanto las luces como un sistema de grabación conectado con el centro de control se activará, de esta forma, tanto los espacios como los visitantes estarán seguros y vigilados.

Situación de algunos Museos Vivos en Castilla y León

Este trabajo ha sido tan sencilla que ha sorprendido a muchos usuarios que no se hubiera implementado antes. La marcha de Museos Vivos comienza en el grupo de Acción Local de Valladolid norte, junto con otras grupos dedicados al desarrollo rural se dieron cuenta de que esta era la solución para poder abrir al mundo todos esos espacios. Actualmente el proyecto se encuentra en crecimiento y se espera que para final de 2021 se encuentren medio centenar de museos adheridos, entre ellos algunos en otros países de la Unión Europea como Portugal.

El desarrollo rural era uno de los objetivos claves al comienzo de este proyecto. El hecho de conseguir que las personas se puedan acercar hasta los pueblos, los visiten y los conozcan es esencial para la economía de estos pequeños municipios. Si se consigue atraer turismo a través de estos Museos Vivos se abre la ventana a la generación de puestos de trabajo en estas zonas, incluso para la gestión y las visitas de los espacios musealizados.