Luis Antonio Pedraza, tradición, música y pasión

Luis Antonio Pedraza, tradición, música y pasión

Si entras en la web de Luis Antonio Pedraza verás que este zamorano se define como «un músico y folklorista que dedica su vida a la interpretación y difusión de la música tradicional del noroeste de la Península Ibérica.» Un enamorado de lo que hace y un profesional convencido de que si queremos seguir sabiendo quiénes somos no podemos dar la espalda al pasado, a aquellas tradiciones que llevan años convirtiéndonos en diferentes dentro de un mundo universal.

Dice Luis Antonio Pedraza que la música es «la manera que tiene de contar y transmitir el mensaje que nos han legado nuestros mayores», que para él no hay un amor tan grande como el que siente por la música y que era inevitable dedicarse a ella.

Este músico zamorano comenzó su andadura de niño, de la mano de sus padres que siempre fueron muy amantes de este arte y que sin ninguna duda le transmitieron ese amor y ese cariño. Dice que los tamborileros, como se les llama, tienen la suerte de tocar dos instrumentos, además de dos familias musicales diferentes, y a los que llegó de forma natural por dos caminos distintos. La flauta dulce del colegio le gustaba tanto que pronto necesitó seguir desarrollándola, y por otro lado, la percusión, coger los cacharros de su casa y hacerse sus propias baterías improvisadas para poder crear ritmos. Estos dos instrumentos se encontraron de repente un día cuando empezó a tocar la flauta y el tamboril en la Escuela de Folklore. Claro, que la música tiene tanta presencia en su vida que no es casualidad que el tercer instrumento en discordia fuera la trompeta.

Pero para Luis Antonio Pedraza su forma de ver la música va mucho más allá, ya no solo porque le hace feliz sino porque se ha convertido un vehículo por el que puede expresarse, una compañera de viaje que le permite cumplir su objetivo, «seguir contando y cantando todo lo que nos han legado los sabidos del mundo rural». Defiende el uso de internet porque sabe que hoy en día es inevitable no utilizar las redes sociales como modelo de transmisión de esta música que tan importante es en su trabajo diario, » es la oportunidad para llegar a los más jóvenes». Para llevar a quiénes no lo conocen un trocito de su pasado, de la música que llenaba el día a día se sus bisabuelos.

Y es que Luis asegura que «la tradicional es el tipo de música más humanista que existe porque es la música que sale realmente del pueblo, no se necesitan estudios superiores ni tampoco se necesita un desarrollo musical amplio para este tipo de música. Fluye de manera natural, y nace del mismo pueblo con la única necesidad de hacernos felices».