Acero Watch, relojes nacidos de la pasión

Acero Watch, relojes nacidos de la pasión

Javier Picón es un burgalés apasionado del mundo de los relojes que ha creado su propia marca, Acero Watch. Con un corzo como elemento diferenciador, su empresa es la creadora de un reloj que homenajea el octavo centenario de la catedral de Burgos.

«Cuando las cosas tienen un alma, marcan la diferencia» dice Javier Picón. La pasión por el mundo de los relojes de este burgalés viene por parte de uno de sus tíos, desde muy pequeño se quedó fascinado por estos artilugios y se sumergió de lleno en las historias que cada uno de los relojes que veía le iban contando. Con el paso del tiempo, consiguió trabajar en una de las mejores relojerías de España y allí es donde se formó en este sector.

Un día montando en bicicleta, tras una caída, se percató de que no paraba de pensar en el trabajo y que seguramente había llegado el momento de dejar de pensar en trabajar para otros y ponerse manos a la obra con su propio proyecto. La idea estaba en su cabeza y solo hacía falta empezar a pulirla. Así comenzó la andadura de Acero Watch, una marca que no solo lleva el nombre del material con el que se hacen los relojes, sino que además tiene mucho que ver con su propia historia porque es el apellido de su abuela materna.

Imagen de la web www.acerowatch.com

Su primer diseño lleva la esencia de su ciudad, la catedral de Burgos. Los dibujos del rosetón que se encuentra en la portada de Santa María, el papamoscas, las agujas y sus miradores… cada detalle del reloj está basado en uno de los elementos más emblemáticos del monumento. Cuenta Javier que cuando lo vio por primera vez en sus manos sintió mucho orgullo, «cuando ves algo que has creado, que has soñado, sientes mucha ilusión». Asegura que este ha sido su primer reloj pero que no va a ser el único, seguirá soñando y diseñando.

Cuando le preguntamos por sus relojes, Javier Picón asegura que son relojes para personas, no cree en hacer un modelo para mujeres y otro para hombres. Son diseños cuidados y atemporales, que puedan resistir a las modas y al paso del tiempo.