Magia a través del tiempo y el espacio

Magia a través del tiempo y el espacio

Paco González es mago de cerca, de lejos también, claro, pero lo que supone ser mago de cerca es que quienes lo ven se van a encontrar sorpresas a escasos centímetros de su cara. Desde Zamora al resto del mundo, Paco busca la ilusión en cada rincón del planeta.

Paco González es mago y es de Zamora, dice que lo que él hace es «intentar trasladar la ilusión a la gente con un lenguaje tan ancestral y tan maravilloso como es el del ilusionismo.» Lo que él lleva a cabo es lo que se conoce como magia de cerca, un formato en el que se invita a que la gente se acerque para poder disfrutar de los efectos mágicos, de forma muy interactiva y a muy corta distancia, se caracteriza por la utilización de elementos cotidianos.

Dice que la magia entró en su vida a partir del momento en el que su abuela le regaló un diábolo. De repente, este elemento le introdujo en el teatro de calle, en el mundo del circo y poco a poco fue conociendo la magia. Fue con su primer libro de ilusionismo cuando terminó de enamorarse, leyendo todas esas técnicas psicológicas que le dejaron perplejo y le hicieron buscar introducirse más en ese mundo.

Pero para él, la magia es mucho más, dice que «más allá del asombro fantástico que hace que la gente alucine con lo que ve, este arte está circunscrito a un lenguaje atávico y milenario que nos identifica como individuos y también como especie». Es por eso por lo que viaja a «otros lugares más remotos del mundo, para conocer el corazón de los últimos pueblos ágrafos, de los últimos pueblos primitivos» en los que descubre cómo la magia ha estimulado la mente y el corazón del ser humano desde los orígenes.

Con todos los kilómetros que deja a sus espaldas, que le han llevado a lugares como Bolivia, Perú, Argelia o Guinea Ecuatorial, tiene claro que » la magia existe para aquellos que están dispuestos, precisamente, a creer en ella».